Debemos contribuir a mejorar el mundo en el que vivimos

Uno de los principales problemas que tienen las empresas es el absentismo, que afecta directamente a la productividad. Más del  50% del absentismo se debe a temas familiares. Y si se ayuda a los empleados, ese absentismo disminuye y los resultados de la compañía mejoran.  En definitiva, se trata de corresponder al compromiso que tiene el empleado con la empresa con un salario emocional en servicios de atención para él y sus familiares: cuidado físico en caso de enfermedad, fisioterapeuta, acompañamiento a familiares enfermos, profesor particular para sus hijos, psicólogos, médicos, abogados, teleasistencia para familiares dependientes, servicios domésticos, ayuda en la gestión de su diversión y su ocio, y, en general, servicios que ayuden a atender al empleado y lo que más le importa, su familia. Son servicios que muchísimas empresas ofrecen a sus empleados , porque cuando éstas, están comprometidas con ellos, ven que los resultados, a nivel de implicación, compromiso con la empresa y productividad son mejores. A fin de cuentas, no es un gasto, sino una inversión , que hace a las empresas más competitivas frente al resto.

Entrevista en la revista Olé Working Mother