Foro Social “La protección social, una prioridad ante la crisis”

Ayer tarde me reuní con algunos paisanos zamoranos para debatir sobre el estado actual de la Ley de Dependencia y los Servicios a las Personas. Como siempre, insistí en la necesidad de mejorar la atención de las personas dependientes y por supuesto, en la calidad de los servicios. Para ello, es imprescindible que se profesionalice la formación, un factor que además ayudará a generar puestos de trabajo deslocalizado, es decir, accesibles a la mayoría de la población de todo el territorio español. De hecho, según el estudio de la Fundación Alares “Informe sobre el Estado de Aplicación de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia”, el sector de la dependencia ha creado, entre enero de 2009 y diciembre de 2010, casi 160.000 empleos netos en España.

En el caso de Castilla y León, actualmente es una de las comunidades con la tasa de personas, dictaminadas como dependientes ya atendidas, más alta de España. Aún así, con estos datos tan positivos, como Presidente de la Fundación Alares y de la AESP (Asociación Española de Servicios a las Personas) insistí en la importancia que tiene a nivel laboral la aplicación plena de la LAPAD y con una mayor prestación de servicios frente a ayudas económicas. Gracias a ello, se podrían generar más de 12.000 nuevos puestos de trabajo, lo que ayudaría a reducir en un 1% la tasa de paro regional.

Para más información